Home Tags Artículos relacionados con "viajar"

viajar

0 7090
reichstag berlin

1. Porque no te gustan las vistas impresionantes. Lo de subir a la torre de televisión más alta de Europa y poder ver todo Berlín desde su estructura circular no te llama la atención. Y mucho menos si te digo que puedes degustar una comida espectacular en su restaurante. ¡Para qué subir y poder darte cuenta de la grandiosidad de Berlín!.

2. Porque no te gusta nada aprender algo nuevo. Eso de visitar museos no es lo tuyo, y tener la posibilidad de contemplar por ejemplo las impresionantes reconstrucciones de conjuntos arquitectónicos arqueológicos que tiene el museo de Pérgamo no va contigo. Total, con pasear por las calles de tu pueblo ya tienes bastantes personas arqueológicas que admirar. Estar en la ciudad con la isla de los Museos más atractivos es algo absurdo de visitar.

3. Porque no te gusta pisar una ciudad con tanta Historia como Berlín. Poder recorrer el Muro y sentir todo lo que se tuvo que vivir entre sus dos partes es algo que no te interesará en absoluto. Es algo que no ha influido para nada en nuestra Historia reciente y que por lo tanto no hace falta conocer ni sentir cómo se siente en Berlín.

4. Porque la moda alternativa o el espíritu bohemio de algunos barrios de Berlín es más molesto que otra cosa. Eso de poder tomarte una cerveza escuchando la mejor música o encontrar tiendas de segunda mano donde descubres auténticas joyas de mobiliario o ropa es algo que carece de interés para ti.

5. Porque la gastronomía local es muy poco variada. Sólo tienen cerca de 5.000 tipos de cerveza distintos e innumerables platos con salchichas, que no sólo están elaboradas a base de carne de cerdo y res, sino que también las podrás encontrar hechas de pollo, pavo e incluso de pescado; todas ellas en presentaciones, tamaños y colores muy diversos.

6. Porque no merece para nada la pena contemplar la Puerta de Brandenburgo, con la cuadriga que la corona, la cual fue retenida como Trofeo por Napoleón desde 1806 hasta su caída. Esa Puerta impresionante cargada de Historia es muy poco atractiva para el turismo, la verdad.

7. Porque el edificio del Reichstag con su cúpula diseñada por Norman Foster y que es visitada cada día por unas 8.000 personas es demasiado para ti, la de cola que habrá que esperar en la puerta. Sólo que con la reserva online puedes elegir día y hora sin colas.

8. Porque dicen que es el mejor sitio donde comer un kebab, ya que Berlín acoge la “pequeña Estambul”, la mayor comunidad turca fuera de Turquía, con un colectivo de más de 150.000 personas. La conexión entre culturas que hace tan rica Berlín no te interesará para nada.

9. Porque seguro que no te apetece saber qué es la “Venganza del Papa”, por un efecto que hace esta torre que fue inesperado para los comunistas y que hace que el sol se refleje en su cúpula en forma de cruz. Eso de Papas y efectos no son lo tuyo ni van contigo. Lo entendemos.

10. Porque en definitiva, conocer un sitio nuevo, que tiene tanto que contar como Berlín, es una pérdida de tiempo. Todos los parques que tiene no merecen la pena, ni siquiera cuando hace buen tiempo y está permitido hacer barbacoas e incluso en su parque Tiergarten hay zonas donde se puede hacer nudismo. Menuda barbaridad.

Share

0 200

Dortmund es una ciudad industrial de la cuenca del Ruhr con escaso interés turístico. En las guías de Alemania es complicado encontrar información relevante sobre monumentos que la identifiquen, pero aun así millones de personas en el mundo han oído hablar de ella gracias al BVB. Creado en 1909, el Borussia de Dortmund ha sido siempre uno de los equipos de fútbol más importantes de Alemania. Su momento cumbre llegó en 1997, cuando la escuadra dirigida entonces por Otmar Hitschfeld logró su primera y única copa de Europa en un emocionante duelo contra la Juventus de Turín. En el último lustro, y de la mano del carismático Jurgen Klopp, el conjunto “avispa” ha vuelto a hacerse un hueco en la élite europea, ganando dos ligas consecutivas y alcanzando una nueva final europea, que perdieron hace pocos meses contra el todopoderoso Bayern de Munich.

Una ciudad para un club

Una ciudad, un equipo

Una ciudad, un equipo

No hacen falta muchos días en la ciudad para darse cuenta que los habitantes de Dortmund viven por y para el Borussia, el club de sus amores. En cada tienda, bar o restaurante del centro, en el que solamente destaca una calle comercial, se puede encontrar el escudo amarillo y negro del equipo de Westfalia. Los centros comerciales tienen pósters gigantes donde los modelos son los jugadores, e incluso la cerveza Brinkhoffs de la ciudad tiene una colección especial donde las etiquetas han sido sustituídas por las camisetas de los ídolos del club. Se podría decir que Reus, Weidenfeller o Hummels han alcanzado el status de dioses para los Dortmunders.

Día de partido

Cada dos semanas la ciudad se transforma cuando el Borussia Dortmund juega en el Signal Iduna Park, acogiendo a fans llegados de todo el continente. El estadio alemán tiene el orgullo de ser el campo de Europa con una mayor media de afluencia durante la temporada, superando a gigantes como el Camp Nou. Alrededor de 80.000 aficionados se reúnen en cada partido, para colgar de manera habitual el cartel de “No hay billetes”. Desde varias horas antes del choque, cientos de fans se reúnen en el bar Strobels para tomar unas cervezas y cantar las canciones del equipo de Klopp. Este pasado sábado el rival era el vecino Borussia Mönchengladbach, por lo que muchos hinchas visitantes habían recorrido los poco menos de 100 kilómetros entre ambas ciudades para disfrutar de la fiesta del fútbol.

Pocos minutos antes de las 15.30, la hinchada locales, liderados por los fans  de la Südtribune cantaron al unísono el himno futbolístico “You´ll never walk alone”. El partido tuvo poca historia, el Dortmund quizás con la mente puesta en la Champions no fue capaz de mostrar su mejor cara y acabó perdiendo por 1-2. La derrota no fue motivo suficiente para desanimar a los suyos, que cantaron fieles desde el minuto 1 hasta el pitido final. Tras concluir el choque, los de Gladbach se quedaron celebrando la victoria en el estadio mientras que los Dortmunders volvían a sus casas a la espera de un nuevo partido que les haga salir de su rutina, volviendo a situar a su humilde ciudad en el panorama mundial por 90 minutos.

Share

0 1062
Tres maneras baratas de viajar por Alemania

Tengo que viajar de Berlín a Hannover este fin de semana y no dispongo de mucho dinero, ¿qué es lo que puedo hacer? Viajar por Alemania, si no sabes cómo, puede salirte por un ojo de la cara, pero nosotros tenemos la solución a esa pregunta. Existen tres formas muy baratas de viajar por Merkeland, y te las vamos a explicar a continuación.

Schönes Wochenende-Ticket, o “billete buen fin de semana”. Consiste en un billete de tren de cercanías que cuesta 44 euros con el que puedes viajar por toda Alemania los sábados y los domingos, en grupos de hasta cinco personas. Puedes comprarlo en los expendedores automáticos o en la DB Reisezentrum, aunque aquí te cobrarán dos euros más por comisión.

Hacer turismo, ir a un concierto en otra ciudad alemana o pasar un fin de semana con tus amigos o familia os saldrá a muy buen precio, a menos de 10 euros por persona en total, ida y vuelta. Llegarás a Hannover en menos de dos horas.Tres maneras baratas de viajar por Alemania

2º Mitfahren o coche compartido. En Alemania compartir coche te puede salir mucho más barato que cualquier otro medio de transporte. El mitfahren funciona así: un conductor viaja de Berlín a Hannover el viernes día 8 de junio a las 10 de la mañana, quien quiera que le acompañe tiene que pagarle, en este caso, alrededor de 14 euros. Son precios, normalmente, bajos.

Si tu horario te lo permite y no eres desconfiado, es un modo muy divertido de viajar por Alemania y prácticamente por toda Europa.

3º Fernbus. Si buscas un billete de autobús para irte al día siguiente, no vas a encontrar ninguna ganga. Es más, te va a salir caro, pero no te preocupes. Si vas a programar una escapada o un viaje, puedes comprar los billetes de autobús con antelación y podrás conseguir una rebaja de hasta el 40% del precio que pagarías normalmente.

Eso sí, tienes que estar pendiente de las ofertas que se publiquen en las páginas web de las diferentes compañías que trabajan en Alemania. A día de hoy para viajar mañana, el billete de ida y vuelta a Hannover te saldría por unos 30 euros, pero si has encontrado una buena oferta, no te costará más de 20 euros.

¿Dónde vas a ir este fin de semana? ¿Qué transporte vas a elegir?

¡Esperamos vuestros comentarios y opiniones!

Share

Conéctate a Berlín