Home Tags Artículos relacionados con "berlín"

berlín

0 2200
kebab

Pocos saben que el Kebab es un alimento inventado en Berlín. Si bien es un plato procedente de la gastronomía tradicional turca, su versión comercial fue introducida en el barrio de Kreuzberg allá por la década de los 70. Esta popular comida rápida incluso tiene un inventor, Kadir Nurman, que en 1972 abrió el primer establecimiento de este tipo en la estación de metro Zoologischer Garten.

Lejos quedan aquellos primeros años, y desde entonces el negocio no ha parado de crecer. Hoy en día, tan solo en Berlín, capital alemana y del kebab, se venden nada menos que 400.000 kebabs al día. Esto supone que de media, cada berlines come un kebab cada 9 días, o lo que es lo mismo, con la producción actual de kebabs, todos los habitantes de la ciudad comerían este alimento en este periodo.

Este promedio aumenta indudablemente entre los más jóvenes, auténticos devoradores de kebab, que se ha convertido en el sustituto de desayuno, comida o cena para aquel que ande perdido en sus horas respectivas por las calles de la ciudad. Para los habitantes nocturnos se ha convertido en un sustento básico, que puede darnos las energías necesarias entre fiesta y fiesta para aguantar la noche berlinesa.

Berlín está literalmente inundado de locales que venden este tipo de comida rápida, por lo que siempre es útil disponer de una buena información antes de elegir. A pesar de vender el mismo alimento, existe una alta variabilidad en su calidad dependiendo del local que visitemos. Existen auténticas mecas del kebab donde tendremos que aguantar una buena cola antes de poder saborearlo, y eso a pesar del ritmo frenético con el que se rellenan los típicos panecillos.

El vocabulario esencial para todo inmigrante incluye las palabras clave para pedir un kebab. Es una cuestión de supervivencia, y pronto dominaremos la gama de palabras necesarias en estas lides. El kebab es ya una de las identidades de la ciudad, si bien su versión vegetariana, el falafel no se le queda atrás. Si vienes a vivir a esta ciudad pronto te darás cuenta de la importancia de este producto, que inunda con su olor muchas de las calles berlinesas.

Share

0 3709
berlin-cosas-raras

Si Berlín se caracteriza por algo, es por no ser una ciudad “típica” ni habitual, así que os voy a contar las 5 cosas más raras, que desde mi punto de vista hispano, podéis hacer en Berlín.

  • Tener una parcela con huerto urbano en el aeropuerto de Tempelhof. 

Esta enorme aeropuerto, que fue cerrado al tráfico de pasajeros hace unos años, se convirtió en un inmenso parque de recreo. Sin duda lo más peculiar en este aeropuerto/parque, es la posibilidad de alquilar -a precios muy bajos- metros de parcela para crear tu propio huerto urbano. Alrededor de tu huerto puedes construir mesa, bancos, decorarlo a tu gusto, y todo lo que necesites para pasar un verano en tu propia parcela al aire libre.

  • Explorar lugares abandonados 

Como consecuencia de la caída del muro de Berlín, muchos lugares, principalmente fábricas y bloques de pisos soviéticos quedaron totalmente abandonados en el antiguo Berlín comunista. Hoy en día quedan muchos de estos fantasmagóricos lugares, sobre todo viejas fábricas: la de las cervezas Bärenquell, el hospital de Beelitz, el complejo militar de Krampnitz y o la estación radio espía norteamericana de Teufelsberg. Explorarlos es un viajazo.

  • Darte un baño en una piscina en mitad del canal principal

Hay una zona bastante espectacular, que se sitúa entre el Oberbaumbrücke- uno de los puentes más bonitos de Berlín sobre el río Spree- y el llamativo “hombre molecular”, una escultura sobre el agua del artista Jonathan Borofsky. Este lugar es el popular“Badeschiff”, una piscina encajonada justamente sobre el ancho río y desde la que se contempla una hermosa perspectiva, además de generar la sensación de flotar directamente sobre el Spree.

  • Visitar túneles y bunkers subterraneos.

Es sabido que el Berlín es como un queso gruyere, que por su subsuelo discurren una inmensa red de túneles, bunkers y refugios antiaéreos. Es lo que tiene haber sido escenario del final de la segunda guerra mundial, para posteriormente convertirse en una ciudad dividida en la que muchos intentaron huir del este al oeste por túneles subterráneos. Hoy en día, podemos recorrer una gran parte de ese “queso” de las mano de Berliner Unterwelten, encargada del mantenimiento de esta infraciudad.

  • Amasar una pequeña fortuna con la recogida de botellas.

En cada supermercado encontramos una máquina de reciclaje de botellas, que introduces por una boca de agujero y te va contabilizando: las de vidrio 0,8 ct, las de plástico de cualquier tamaño 0,25 ct. Con ese  ticket puedes comprar comida o te reembolsan en efectivo en caja. Algunas personas se lo toman como una actividad para ir sacando los gastos más cotidianos, otras más profesionales, por ejemplo “The king of Bottle”, lo toman como un trabajo de jornada completa. Yo he hechado cuentas para julio y agosto, cuando los parque están a rebosar, y me salen unos números muy decentes. ¿Te animas?

Share

0 7090
reichstag berlin

1. Porque no te gustan las vistas impresionantes. Lo de subir a la torre de televisión más alta de Europa y poder ver todo Berlín desde su estructura circular no te llama la atención. Y mucho menos si te digo que puedes degustar una comida espectacular en su restaurante. ¡Para qué subir y poder darte cuenta de la grandiosidad de Berlín!.

2. Porque no te gusta nada aprender algo nuevo. Eso de visitar museos no es lo tuyo, y tener la posibilidad de contemplar por ejemplo las impresionantes reconstrucciones de conjuntos arquitectónicos arqueológicos que tiene el museo de Pérgamo no va contigo. Total, con pasear por las calles de tu pueblo ya tienes bastantes personas arqueológicas que admirar. Estar en la ciudad con la isla de los Museos más atractivos es algo absurdo de visitar.

3. Porque no te gusta pisar una ciudad con tanta Historia como Berlín. Poder recorrer el Muro y sentir todo lo que se tuvo que vivir entre sus dos partes es algo que no te interesará en absoluto. Es algo que no ha influido para nada en nuestra Historia reciente y que por lo tanto no hace falta conocer ni sentir cómo se siente en Berlín.

4. Porque la moda alternativa o el espíritu bohemio de algunos barrios de Berlín es más molesto que otra cosa. Eso de poder tomarte una cerveza escuchando la mejor música o encontrar tiendas de segunda mano donde descubres auténticas joyas de mobiliario o ropa es algo que carece de interés para ti.

5. Porque la gastronomía local es muy poco variada. Sólo tienen cerca de 5.000 tipos de cerveza distintos e innumerables platos con salchichas, que no sólo están elaboradas a base de carne de cerdo y res, sino que también las podrás encontrar hechas de pollo, pavo e incluso de pescado; todas ellas en presentaciones, tamaños y colores muy diversos.

6. Porque no merece para nada la pena contemplar la Puerta de Brandenburgo, con la cuadriga que la corona, la cual fue retenida como Trofeo por Napoleón desde 1806 hasta su caída. Esa Puerta impresionante cargada de Historia es muy poco atractiva para el turismo, la verdad.

7. Porque el edificio del Reichstag con su cúpula diseñada por Norman Foster y que es visitada cada día por unas 8.000 personas es demasiado para ti, la de cola que habrá que esperar en la puerta. Sólo que con la reserva online puedes elegir día y hora sin colas.

8. Porque dicen que es el mejor sitio donde comer un kebab, ya que Berlín acoge la “pequeña Estambul”, la mayor comunidad turca fuera de Turquía, con un colectivo de más de 150.000 personas. La conexión entre culturas que hace tan rica Berlín no te interesará para nada.

9. Porque seguro que no te apetece saber qué es la “Venganza del Papa”, por un efecto que hace esta torre que fue inesperado para los comunistas y que hace que el sol se refleje en su cúpula en forma de cruz. Eso de Papas y efectos no son lo tuyo ni van contigo. Lo entendemos.

10. Porque en definitiva, conocer un sitio nuevo, que tiene tanto que contar como Berlín, es una pérdida de tiempo. Todos los parques que tiene no merecen la pena, ni siquiera cuando hace buen tiempo y está permitido hacer barbacoas e incluso en su parque Tiergarten hay zonas donde se puede hacer nudismo. Menuda barbaridad.

Share

3 5209

Cada vez son más los españoles que sueñan con abandonar España en busca de un futuro mejor en el extranjero. Entre las distintas opciones, Alemania sigue siendo uno de los destinos preferidos y sobre todo, entre la gente joven, su capital. Berlín es irresistible pero con varias peculiaridades que la hacen un arma de doble filo si uno no conoce toda la información. Por ello, queremos definir en 10 puntos todo aquello que debes saber antes de hacer las maletas rumbo a uno de las ciudades más geniales del planeta.

1. Berlín “no es Alemania”…

Si uno piensa en Alemania como un país industrial, con sueldos altos y unas estructuras ordenadas y serias, Berlín queda totalmente fuera de esa descripción. La ciudad todavía está en proceso de recuperación tras la caída del muro hace 25 años, ya que la integración de un entorno comunista en uno capitalista no está siendo una tarea sencilla. La capital alemana cuenta con una de las tasas de paro más altas del país y unos sueldos muy bajos en comparación al resto de Alemania. Sin embargo, el nivel de vida en general tampoco es excesivo, por lo que con 800-900 euros se puede llegar perfectamente a final de mes.

2. … Pero se habla alemán

Berlín es una ciudad multicultural donde si vives una temporada podrás perfectamente sobrevivir con el inglés, ya que en los barrios más cosmopolitas se utiliza incluso más que el alemán. Pero si tu idea es quedarte varios años por aquí, el idioma será un elemento esencial para abrirte puertas tanto social como laboralmente. Los alemanes son conscientes de lo difícil que es su lengua, por lo que agradecen el esfuerzo de practicarlo y te será de gran ayuda en tu integración más allá de la burbuja internacional en la que se suele comenzar. Si quieres viajar a Alemania para mejorar tu nivel de alemán quizás Berlín no sea el mejor destino, ya que irás a clase con unos cuantos españoles…

3. Líos burocráticos

Recuerda estos nombres porque en algún momento te cagarás en la madre de alguno de ellos: Finanzamt, Burgeramt, Arbeitsamt… Al llegar a la ciudad debes anmeldearte (empadronarte) y desde entonces tendrás que ir periódicamente a los distintos “Amts” para varias cosas: permiso de trabajo, ayudas sociales si fuera necesario… además de ello tendrás que pagar impuestos por tener televisión o radio en casa, si tienes una mascota y muchas cosas más. Si no lo haces quedarás registrado en la Schufa (lista de morosos) y tendrás problemas para encontrar un piso o pedir un préstamo. Si en algún momento tienes que pedir el Harzt IV, una ayuda social para gente sin recursos, prepárate para llevar tus aptitudes burocráticas al siguiente nivel.

4. El reto de encontrar piso

Si buscas un WG (piso compartido) prepárate para la entrevista como si fueras a buscar un trabajo. Preguntas personales sobre tus gustos musicales u horarios son muy comunes. En algunos barrios muy demandados puedes estar compitiendo con decenas de personas por una habitación pequeñita que te cueste de 300 a 400 euros. Si en cambio buscas una casa para tí solo, el proceso es diferente. Necesitarás muchos papeles que demuestren que podrás pagar la renta, un certificado de la Schufa de que no tienes deudas… y mucha suerte. ¡Échale paciencia porque se pueden tardar meses en encontrar el piso adecuado!

5. Buscar un trabajo en Silicon Allee

Berlín es una ciudad llena de start ups. Los sueldos baratos y la cantidad de jóvenes de todos los países han sido el cocktail perfecto para el crecimiento de Silicon Allee. Encontrarás cientos de empresas que busquen empleados para todos los mercados, incluído el español, aunque hay tanta competencia, que muchas veces solo buscan practicantes. Un trabajo a jornada completa por 450 euros durante 6 meses. También hay minijobs donde se cobra lo mismo por la mitad de tiempo. Es de las mejores maneras de meter la cabeza en el mundillo labora e ir cogiendo experiencia hasta que llegue la oportunidad de conseguir un trabajo mejor en el que si cobras más de 1.500 euros netos se puede decir que has triunfado.

6. El invierno se acerca

berlin_winter_schn_15907918De diciembre a febrero las temperaturas en Berlín rondan los 10 grados bajo cero. Las calles se quedan desiertas solo cubiertas por una capa de nieve. Los primeros días tras una nevada son ideales para hacer algunas fotos impresionantes, pero después hay que resignarse, ponerse ropa térmica y esperar con ilusión a que llegue la primavera. Los berlineses son muy agradecidos con el buen tiempo y en cuanto hay un rayo de Sol las terrazas se llenan e incluso a la gente se le cambia el humor. Hay que aprovechar para ir a bañarse a los lagos y disfrutar de las mejores Open Airs antes de que el invierno vuelva a dejar la ciudad en estado de hibernación.

7. Que la noche no te confunda

Berlín es una ciudad que nunca duerme. Todos los días de la semana se pueden disfrutar de fiestas hasta el amanecer, y de jueves a domingo de manera ininterrumpida. Si eres un fan de la música electrónica y tu intención es venir para buscar trabajo y forjarte un futuro debes tener cuidado. La noche berlinesa engancha y es muy común que te dejes llevar, y cuando quieres darte cuenta te has fundido todos tus ahorros y debes volver a España sin haber cumplido ninguno de los objetivos propuestos. Aun así recomendamos encarecidamente una visita a Watergate, Berghain, Tresor o Sisyphos, algunos de los mejores clubs del planeta. Durante la semana también hay que controlarse con las cervecitas, ya que se suele beber de medio litro, y como los alemanes la toman como agua, no tardarás mucho en descubrirte una curva de la felicidad.

8. Prepárate para el choque cultural

Los alemanes tienen fama de fríos e inflexibles y se puede decir que la mayoría lo son. Es muy complicado tener un círculo de amigos alemanes que hayan nacido en Berlín, ya que ellos normalmente lo forjan en la infancia y ya es muy difícil entrar. Aparte de la relación con los nativos debes conocer varias de las costumbres que te ayudarán a integrarte en la sociedad berlinesa. Algunos ejemplos: siempre se saluda dando la mano, se suele dejar una propina de un 10% y la gente espera a que esté en verde para cruzar los pasos de cebra.

9. Mente abierta

Kotti~TuerkenSi eres una persona con la mente cerrada y sueles utilizar más la palabra “raro” que “diferente”, entonces Berlín no es lugar para tí. En la capital alemana te puedes encontrar en mitad de un barrio turco tomando un Ayran para cenar después en un africano y acabar la noche en una fiesta balcánica. Todo ello en una ciudad con un montón de gente pidiendo dinero en la calle y muy sucia en comparación con otras grandes capitales europeas. Si vives en los barrios residenciales del Oeste la cosa es muy distinta, pero te perderás el encanto de una ciudad única y “Multikulti” en la que disfrutar experiencias que te enriquecerán como persona y te darán una nueva perspectiva del mundo.

10. Una vida sana y con conciencia social

Berlín es una ciudad excelentemente preparada para vegetarianos y veganos. Todos los supermercados fomentan la comida sana, con una sección especial de BIO, e incluso algunos de ellos son específicos para los amantes de lo verde. No tardarás en engancharte a la leche de soja y a las ensaladas tras haber pasado el primer mes comiendo kebabs por dos euros. Aparte de la comida, el reciclaje es otra de las cosas muy afianzadas en los berlineses. Si devuelves las botellas de cristal y plástico te dan dinero de vuelta, lo que ha fomentado que haya gente que viva de ésto, así que si te tomas una cerveza por la calle debes dejarla en el suelo, ya que alguien la recogerá para conseguir los 8 céntimos correspondientes. (Cuidado con acumular en casa cientos de botellas, tras un par de fiestas sin pasar por el supermercado sentirás que tienes el síndrome de Diógeneses).

Con este resumen no queremos asustar a nadie, simplemente mostrar la realidad de las dificultades iniciales que uno puede encontrarse en Berlín. Si eres capaz de superar estos primeros momentos y encontrar un piso y un trabajo interesantes comenzará una experiencia inolvidable en una ciudad que te ofrece todo lo necesario para tener una vida perfecta. Si vives o has vivido en Berlín, ¿qué otros consejos darías a aquellos que quieren venirse?

Share

0 1291

Siempre me sorprendo cuando una artista sincera, que se dedica con humildad y privadamente a desarrollar su oficio, recibe un premio.
Es que el arte conocido del cual se habla y escribe, muy lejos puede estar de ser “el arte”; es únicamente el arte que tiene precio, el arte con cotización, con valor de mercado. Para el mercado del arte, los premios son herramientas que sirven para fijar, aumentar o sostener la cotización de la obra o del artista; cuantos más premios recibe un artista, más caro puede venderse. Por eso galeristas, marchands, coleccionistas, periodistas e instituciones de todo tipo, ejercen su influencia y presión cuando de premios se trata, porque esto les sirve para posicionar su producto en el mercado.
Esta puja comercial nada tiene que ver con la creación artística –o con su valor– sino únicamente con su precio y mercadeo.
Alemania crea mercado, es un país con la capacidad de generar y sostener la cotización de un artista; por ende, esta dinámica de comerciantes está muy establecida.
Fue sumamente agradable ver ayer cómo un importante premio fue otorgado a una artista que no se ha dejado llevar por las necesidades del mercado o la moda y que hace 30 años desarrolla con amor y dedicación su disciplina.
Cuando compartí mi sensación de agradable sorpresa con la artista misma, Nanne Meyer me comentó que a ella también le resulta difícil creer que se hayan premiado sus dibujos.

El misticismo tiene valor y precio: 60.000 eu

En la ciudad de Berlín se otorgó ayer –con gran pompa– el importante premio a la trayectoria artística “Hannah Höch” a la dibujante Nanne Meyer.

 Nanne Meyer

obra de Nanne Meyer

La distinción viene acompañada por la suma de 60.000 eu.
Nacida en Hamburgo en 1953, Nanne vive en Berlín desde 1993, donde trabaja como profesora en la Escuela de Arte Berlin-Weisensee.
La muestra –que puede visitarse en forma gratuita los domingos a las 11.30 en el Kupferstichkabinett del Kulturforum– es una retrospectiva organizada en colaboración con la artista que presenta 120 obras de distintos momentos de su vida.
La muestra es recomendable por muchas razones, pero principalmente porque es difícil encontrar exposiciones de arte contemporáneo local que nos hablen con humanidad, verdad y sencillez, y al tiempo se entronquen sin rupturas con toda la tradición del arte europeo.
Y es muy agradable confirmar que el intento de una persona de vivir en el arte, reciba distinciones y premios en la Berlín de hoy.

obra de Nanne Meyer 2014

Nanne Meyer 2014

Kupferstichkabinet-Kulturforum
Matthäikirchplatz · 10785 Berlin
21.11.2014 – 15.2.2015
M a V  de 10.00 a 18.00
Entradas 6 eu; con descuento 3 eu
Sa y Do de 11.00 a 18.00
Domingos gratis

www.smb.museum

Share

0 3240

Tengo el síndrome, tengo el síndrome del Lidl. Cuando llegas a este país nadie te habla de ello, nadie lo reconoce abiertamente pero es una realidad, el Lidl te consume, y lo hace lentamente. Al principio te dejas llevar y acudes frecuentemente, siempre atraído por los reducidos precios, como todas las víctimas del síndrome. No hay nada en el Lidl que cueste más de 29 euros, y si lo hay es un error.

En mis años de cliente del Lidl he visto de todo, situaciones y personajes que me han marcado para siempre. Alemania tiene mucho personaje que esconder, y los esconde en el Lidl. En Berlín hay Freaks por todas partes eso es así, pero hay algo que sucede dentro del Lidl que nos convierte a todos en freaks potenciales. Me gustaba observar y analizar el comportamiento de la gente mientras navegan cual zombis con la mirada perdida por sus pasillos siempre surtidos con los mismos productos, siempre los mismos. Allí dentro nunca sueles tener más de dos opciones.

lidl

Creo que la inovación es un concepto que no han entendido en Lidl. Siempre Dulano, Dulano es ahora tu mejor y único amigo. Vita D ór, así se llama la marca que comercializa el aceite de moto que te metes al cuerpo cada vez que quieres freir algo y Kania es la marca que lidera la sección de salsas, Goldessa para las cosas de untar y Linessa en su versión light, para los que untan pero no quieren engordar. Así es, esos son los nombres con los que acabarás soñando y esa es quizás la parte menos peligrosa del síndrome.

Dulano Lidl

Recuerdo que hace unos meses de la noche a la mañana y sin previo aviso por parte de la dirección comenzaron a vender pistachos a granel, me rompieron los esquemas con aquello, para mí fue un shock, todavía sigo sin saber por qué ya que nunca he preguntado porque intento comunicarme lo menos posible con los empleados, no me fio de ellos. Estoy seguro de que ocultan algo, creo que el Lidl forma parte de una conspiración del poder que va mucho más allá de lo que imaginamos.

El Lidl te deprime, el Lidl te desmotiva, esa es su función principal antes que la de alimentarte o ahorrarte dinero. Hace que tu vida se convierta en una monotonía constante, similar a la del propio supermercado. Con el paso del tiempo acabas adaptando tu día a día al ritmo del supermercado. Semanas con productos especiales venidos de Italia, semanas con productos de Francia, otras semanas viajamos hasta EEUU! y así nos pasa la vida entre semana y semana… todo gracias al Lidl.

lidl leute

El Lidl es un experimento social del gobierno, un mecanismo de control de la población al más puro estilo MK-ultra. Los empleados del Lidl no son empleados, son extras, actores y agentes del gobierno, estoy seguro. Ese es el quid de la cuestión y por eso los precios son tan bajos, te quieren dentro y lo que pasa en el Lidl se queda en el Lidl.

Esta idea puede parecer descabellada pero tras varios meses de investigaciones por cuenta propia me fue imposible dar con sus directivos principales, el Lidl se esconde tras un complejo de propiedades y un entramado de empresas muy dificiles de rastrear, me pusieron trabas en todo momento e incluso he llegado a recibir amenazas, ahí fue cuando me di cuenta dónde me estaba metiendo y que mi propia seguridad estaba en juego.

El Lidl fue fundado en 1930 por un miembro de la familia Rider bajo el nombre de Lidl & Lebensmittel Sortimentsgroßhandlung, las vinvulaciones entre la familia Rider, el poder y las sociedades secretas empezaron durante la época nazi y desde entonces el lidl no ha hecho más que extenderse por toda europa colonizandonos y adoctrinándonos para su modelo social del futuro, al más puro estilo de las novelas de George Orwell. En la actualidad existen más de 8000 de estos peligrosos supermercados y de nosotros depende parar esta conspiración gubernamental a tiempo, nuestra libertad está en juego.

Share

0 2634
rock and roll hearthbreak festival

En una ciudad donde la música que predomina es la electrónica, el fin de semana del 13 al 15 de junio se celebrará en el Columbia Hallee de Berlín un festival genuino y divertido de Rock and Roll. Hablamos del Heartbreaker festival.

El Heartbreak festival va dedicado a la cultura del rock and roll primigenio, la de las décadas de los años 50 y los 60. Los coches clásicos, las motos antiguas y los tatuajes coloridos se van a dejar ver esos días más que nunca.

Pero lo más divertido que vamos a poder ver en el festival es la carrera Pokerrun el domigo 15 de junio. Las carreras pokerrun son muy populares entre los americanos, siendo carreras no profesionales con el objetivo de mostrar los coches al público. Pero no os procupéis, el objetivo de las pokerrun no es correr, sino ganar.

La dinámica es muy sencilla. Es una carrera con 4 paradas, y en cada una de ellas, los corredores recogerán una carta de una baraja de póker. Una vez que se llega al final del recorrido, se comparan las manos que tiene cada corredor, y el que mejor mano tenga, gana la carrera.

La inscripción a la carrera es totalmente libre, y el precio de inscripción es de 10 euros, pero hay dos normas fundamentales. El vehículo que utilices tiene que ser americano y anterior a 1979.

En el festival podremos encontrar mercadillos con artículos, ropa, espectáculos y muchos objetos relacionados con el motor, todo con un carácter vintage que hace de este festival uno de los más curiosos de la ciudad de Berlín. Alrededor del mercadillo, se juntan los mejores tatuadores Old School  de la ciudad.

El viernes 13 el festival lo abrirá la banda británica Kitty, Daisy & Lewis, formada por tres hermanos que no superan los 24 años, famosos por hacer sonar en las radios inglesas más populares temas con inspiración Hillbilly o Doo Wap.

Para redondear el festival, durante los tres días podremos disfrutar de actuaciones de burlesque en directo, música rock and roll y comida americana, protagonizada por los grandes steacks y las hamburguesas.

Así que ya saben, vayan calentando motores y preparando el tupé y las creepers para bailar un twist, que el festival comienza pronto y hay que estar preparados para el rock and roll.

Share

1 5019
Españoles en Berlín: el grupo de la discordia

En los últimos meses, un tema que se ha incorporado a las conversaciones de casi todos los españoles que residen en Berlín son los debates que han surgido, principalmente, en el grupo de Facebook “Españoles en Berlín”. Digo principalmente porque hay montones de grupos paralelos con muchos menos usuarios unidos.

El grupo “Españoles en Berlín”, con casi nueve mil miembros, se creó con la intención de unir a los residentes en Berlín para proporcionar asesoramiento, ayuda y soluciones a preguntas que surgen cuando estás en una ciudad que no es la tuya. Normalmente es así.

Pero la motivación principal a la hora de escribir este artículo fue la trágica noticia del fallecimiento de un ciudadano, que en un principio se pensó que era de nacionalidad española, pero que finalmente resultó ser argentino, de 46 años de edad, al caerse al río Spree -sobre las 3:40 de la madrugada del lunes- desde el puente Oberbaumbrücke, en Friedrichshain, momentos después de salir de un club. En principio fue un descuido que le hizo resbalar, delante de su pareja y amigos.

En dicho grupo de Facebook, concretamente en un post informando sobre la noticia, se leían comentarios bastante duros e irrespetuosos, alguno que decía que estaba avergonzado de ser español por este tipo de actos cuando se va bebido o directamente insultando al fallecido. Como es lógico, también había detractores de estos comentarios. Un usuario dijo “Me parece que el chico ya ha pagado muy cara su temeridad como para que aquí la rematemos y de qué forma”.

¿Hemos superado el nivel y opinamos sobre todo lo que nos rodea sin tener apenas idea de lo que ocurre? Si yo fuera amigo o familiar del fallecido, estaría muy frustrado y decepcionado con la comunidad española del grupo de Facebook. A su vez, es obligatorio decir que este tipo de comentarios es residual.

Ya es bastante duro residir en una ciudad lejana de nuestra casa, hablar un idioma distinto, la confrontación cultural y miles de casos que no vienen en cuenta comentar. Lo mínimo que pedimos es que debemos ser un poco respetuosos y apoyarnos lo más que se pueda.

Polémicas aparte, en “Españoles en Berlín” existen seis tipos de usuarios:

-          Los que preguntan dudas como qué cursos de alemán en Berlín gratis o subvencionados pueden encontrar….

-          Los que venden y ofrecen servicios o información

-          Los que responden a las preguntas

-          Los que se quejan

-          Los que trollean

-          Los que únicamente leen las conversaciones

En cualquier caso, por mucho que este tipo de debates estén fuera de lugar, todos sonreímos cuando alguien postea “busco habitación urgente en Kreuzberg por 300 euros”, “el agua de Berlín me hace tirarme muchos peos” o “botellón en el último vagón del Ring”.

¿En qué grupo te incluyes? ¿Crees que podrías formar parte en más de dos categorías?

 

 

Share

0 8257

Sven Marquardt es sin duda uno de los rostros más populares de la noche de Berlín. Su trabajo en Berghain ha hecho que su singular  rostro tatuado sea reconocido por todo el mundo. A parte de su conocida labor en el templo del Techno, Sven es uno de los fotógrafos de más renombre en la ciudad.

Nació y creció en el Berlín oriental (Prenzlauer Berg) en 1962 y en 1982 comenzó sus estudios de fotografía. Con su objetivo capturó de primera mano los años del muro desde la parte comunista, el mismo ha comentado en alguna ocasión a los medios que durante aquellos años había algunas calles que no podía frecuentar pues las autoridades de la RDA se alarmaban con su impactante estética punk y era una imagen no muy deseada por aquel entonces. Tras la caida del muro a principios de los 90 Sven enfocó su trabajo en retratos que tenían la reunificación alemana como temática principal. De sus fotos destaca siempre el enfoque oscuro y melancólico, atributos que son también notables en el aspecto y la forma de vestir del propio Sven.

Hoy sus fotografías son exhibidas no solo en Berlín, su popularidad y su buen hacer como fotógrafo ha hecho que sus trabajos hayan llegado a ciudades como son Amsterdam, Turín o París.

Sven marquardt tv

Años despues de la reunificación Sven Marquardt decidió aparcar la cámara de fotos por unos años cuando comenzó a trabajar como portero de discoteca en Ostgut, que fue la localización anterior de Berghain. Alrededor del 2002 cuando Ostgut pasó a ser un sello discográfico y todo el Staff se mudó al nuevo emplazamiento, Sven retomó la fotografía quizas inspirado por sus nuevas vivencias y también por el edificio Berghain, espacio que Sven usa como un gran escenario de sus fotos. Tras su objetivo ahora se encuentra toda la gente involucrada en Berghain, desde sus compañeros de puerta hasta los artistas del sello Ostgun Ton.

Su trabajo como portero de Berghain es muy sencillo, él es quién decide el acceso. ¿En qué basa su decisión? Algunos dicen la ropa, otros la actitud e incluso la forma de mirar con la que uno se enfrenta al ojo cribatorio de Sven Marquardt. Es curioso pensar que muchos ven frustrados sus sueños al ponerse frente a él, pensar que hay gente que peregrina desde todas partes del mundo y que paga elevados precios por billetes de avión… En sus manos está la diversión, es así de frívolo y cruel, como en ocasiones puede serlo Berlín.

Share

0 3406
Spanish week imagen principal

El próximo 23 de mayo a partir de las 18 horas se inaugurará en la galería Pop-Up de Berlín (Hohenstaufenstraße, 60) un evento que no te puedes perder, la Spanish Week, donde habrá una exposición que reunirá a 13 artistas españoles residentes en Berlín, que van a trabajar juntos para compartir ideas.

Hablamos con Sonia Camacho, una de las artistas que el viernes 23 de Mayo participará en la semana española de la galería Pop-Up Berlín.Spanish Week Sonia Camacho

- En la semana española de la galería Pop-Up podemos ver que estáis invitados artistas de estilos diferentes, como la pintora Conxeta Vivó, el fotógrafo Víctor Puigcerver, entre otros. ¿Cómo te gusta definirte?

(Sonríe) Bueno, pienso que definir a alguien es enmarcarlo. Y Definirse como artista para mí sigue siendo como utilizar “palabras mayores”. Pero sí que he logrado inmiscuirme en el mundo de la ilustración de una forma u otra… y aquí, me siento muy cómoda.

- En tuS obras predomina el uso de la figura humana, pero en concreto nos hemos interesado por el proyecto “Metaphors of harmony and other sparkles”. En qué consiste esta serie de retratos?

El proyecto “Metaphors of harmony and other sparkles” surge de la interpretación metafórica de la letra de grandes canciones de la historia de la música.

Para la exposición “Spanish Week ” en la Pop-Up Art Gallery Berlin”, estoy preparando un lienzo cuyo título es Another Brick in the Wall (Part II), canción que Pink Floyd hizo para el álbum “The Wall”, siendo el estribillo reconocido por su “We don’t need more education”.

En este sentido la interpretación de esta canción se basa en la idea de que la historia está escrita por los vencedores, por tanto el discurso histórico está manipulado, sesgado. A principios de marzo del 2013, despertó Berlín viendo como querían arrebatarles parte del muro de la East side Gallery, emblema ahora cultural y artístico de la ciudad, para facilitar la construcción de una serie de viviendas de lujo. La imagen es simple, se representa a una chica que realmente nació en el este de Berlín justo después de la caída del muro,  quien porta un libro de Historia alemana entre sus manos. No le hace falta abrir el libro, leerlo. Tan sólo mira hacia atrás…

- ¿Existe mucha diferencia entre la cultura artística de Sevilla, tu ciudad de nacimiento, y Berlín?

Bueno, aunque pasé mi infancia en Sevilla, me crié en un pueblo cercano, Morón de la Frontera. Ahí empecé a tener contacto con diferentes artistas,  de hecho me siento orgullosa de  pertenecer aún al Grupo Ocio Creativo allí, asociación altamente involucrada en el mundo cultural y artístico de la ciudad. En este sentido, volviendo a tu pregunta  Berlín versus Sevilla, a grosso modo son dos pulsos diferentes, por tendencias, estética, discurso…  pero se lucha por lo mismo: alzar la voz, para que se alcen las miradas.

- ¿Cómo surge esta iniciativa de la semana española en la galería Pop-Up?

La galería convocó un open call para artistas españoles residentes en Berlín. Simon, su comisario, ve muy positiva la experiencia de reunir diferentes artistas cada cierto tiempo para así poder tener un diálogo artístico que englobe diferentes puntos de vista, más atractivo también para el visitante, en detrimentos de los “solo” de un único artista.

- ¿Algún proyecto en mente?

¿Alguno? ¡Muchos! Esto es Berlín… Y deseosa de poder contar por aquí de nuevo de qué tratan cuando lleguen a buen puerto.

¡Muchas gracias!

soniacamacho.com

www.facebook.com/sonia.camacho.illustration

Share

Conéctate a Berlín