Home Tags Artículos relacionados con "alemán"

alemán

3 5209

Cada vez son más los españoles que sueñan con abandonar España en busca de un futuro mejor en el extranjero. Entre las distintas opciones, Alemania sigue siendo uno de los destinos preferidos y sobre todo, entre la gente joven, su capital. Berlín es irresistible pero con varias peculiaridades que la hacen un arma de doble filo si uno no conoce toda la información. Por ello, queremos definir en 10 puntos todo aquello que debes saber antes de hacer las maletas rumbo a uno de las ciudades más geniales del planeta.

1. Berlín “no es Alemania”…

Si uno piensa en Alemania como un país industrial, con sueldos altos y unas estructuras ordenadas y serias, Berlín queda totalmente fuera de esa descripción. La ciudad todavía está en proceso de recuperación tras la caída del muro hace 25 años, ya que la integración de un entorno comunista en uno capitalista no está siendo una tarea sencilla. La capital alemana cuenta con una de las tasas de paro más altas del país y unos sueldos muy bajos en comparación al resto de Alemania. Sin embargo, el nivel de vida en general tampoco es excesivo, por lo que con 800-900 euros se puede llegar perfectamente a final de mes.

2. … Pero se habla alemán

Berlín es una ciudad multicultural donde si vives una temporada podrás perfectamente sobrevivir con el inglés, ya que en los barrios más cosmopolitas se utiliza incluso más que el alemán. Pero si tu idea es quedarte varios años por aquí, el idioma será un elemento esencial para abrirte puertas tanto social como laboralmente. Los alemanes son conscientes de lo difícil que es su lengua, por lo que agradecen el esfuerzo de practicarlo y te será de gran ayuda en tu integración más allá de la burbuja internacional en la que se suele comenzar. Si quieres viajar a Alemania para mejorar tu nivel de alemán quizás Berlín no sea el mejor destino, ya que irás a clase con unos cuantos españoles…

3. Líos burocráticos

Recuerda estos nombres porque en algún momento te cagarás en la madre de alguno de ellos: Finanzamt, Burgeramt, Arbeitsamt… Al llegar a la ciudad debes anmeldearte (empadronarte) y desde entonces tendrás que ir periódicamente a los distintos “Amts” para varias cosas: permiso de trabajo, ayudas sociales si fuera necesario… además de ello tendrás que pagar impuestos por tener televisión o radio en casa, si tienes una mascota y muchas cosas más. Si no lo haces quedarás registrado en la Schufa (lista de morosos) y tendrás problemas para encontrar un piso o pedir un préstamo. Si en algún momento tienes que pedir el Harzt IV, una ayuda social para gente sin recursos, prepárate para llevar tus aptitudes burocráticas al siguiente nivel.

4. El reto de encontrar piso

Si buscas un WG (piso compartido) prepárate para la entrevista como si fueras a buscar un trabajo. Preguntas personales sobre tus gustos musicales u horarios son muy comunes. En algunos barrios muy demandados puedes estar compitiendo con decenas de personas por una habitación pequeñita que te cueste de 300 a 400 euros. Si en cambio buscas una casa para tí solo, el proceso es diferente. Necesitarás muchos papeles que demuestren que podrás pagar la renta, un certificado de la Schufa de que no tienes deudas… y mucha suerte. ¡Échale paciencia porque se pueden tardar meses en encontrar el piso adecuado!

5. Buscar un trabajo en Silicon Allee

Berlín es una ciudad llena de start ups. Los sueldos baratos y la cantidad de jóvenes de todos los países han sido el cocktail perfecto para el crecimiento de Silicon Allee. Encontrarás cientos de empresas que busquen empleados para todos los mercados, incluído el español, aunque hay tanta competencia, que muchas veces solo buscan practicantes. Un trabajo a jornada completa por 450 euros durante 6 meses. También hay minijobs donde se cobra lo mismo por la mitad de tiempo. Es de las mejores maneras de meter la cabeza en el mundillo labora e ir cogiendo experiencia hasta que llegue la oportunidad de conseguir un trabajo mejor en el que si cobras más de 1.500 euros netos se puede decir que has triunfado.

6. El invierno se acerca

berlin_winter_schn_15907918De diciembre a febrero las temperaturas en Berlín rondan los 10 grados bajo cero. Las calles se quedan desiertas solo cubiertas por una capa de nieve. Los primeros días tras una nevada son ideales para hacer algunas fotos impresionantes, pero después hay que resignarse, ponerse ropa térmica y esperar con ilusión a que llegue la primavera. Los berlineses son muy agradecidos con el buen tiempo y en cuanto hay un rayo de Sol las terrazas se llenan e incluso a la gente se le cambia el humor. Hay que aprovechar para ir a bañarse a los lagos y disfrutar de las mejores Open Airs antes de que el invierno vuelva a dejar la ciudad en estado de hibernación.

7. Que la noche no te confunda

Berlín es una ciudad que nunca duerme. Todos los días de la semana se pueden disfrutar de fiestas hasta el amanecer, y de jueves a domingo de manera ininterrumpida. Si eres un fan de la música electrónica y tu intención es venir para buscar trabajo y forjarte un futuro debes tener cuidado. La noche berlinesa engancha y es muy común que te dejes llevar, y cuando quieres darte cuenta te has fundido todos tus ahorros y debes volver a España sin haber cumplido ninguno de los objetivos propuestos. Aun así recomendamos encarecidamente una visita a Watergate, Berghain, Tresor o Sisyphos, algunos de los mejores clubs del planeta. Durante la semana también hay que controlarse con las cervecitas, ya que se suele beber de medio litro, y como los alemanes la toman como agua, no tardarás mucho en descubrirte una curva de la felicidad.

8. Prepárate para el choque cultural

Los alemanes tienen fama de fríos e inflexibles y se puede decir que la mayoría lo son. Es muy complicado tener un círculo de amigos alemanes que hayan nacido en Berlín, ya que ellos normalmente lo forjan en la infancia y ya es muy difícil entrar. Aparte de la relación con los nativos debes conocer varias de las costumbres que te ayudarán a integrarte en la sociedad berlinesa. Algunos ejemplos: siempre se saluda dando la mano, se suele dejar una propina de un 10% y la gente espera a que esté en verde para cruzar los pasos de cebra.

9. Mente abierta

Kotti~TuerkenSi eres una persona con la mente cerrada y sueles utilizar más la palabra “raro” que “diferente”, entonces Berlín no es lugar para tí. En la capital alemana te puedes encontrar en mitad de un barrio turco tomando un Ayran para cenar después en un africano y acabar la noche en una fiesta balcánica. Todo ello en una ciudad con un montón de gente pidiendo dinero en la calle y muy sucia en comparación con otras grandes capitales europeas. Si vives en los barrios residenciales del Oeste la cosa es muy distinta, pero te perderás el encanto de una ciudad única y “Multikulti” en la que disfrutar experiencias que te enriquecerán como persona y te darán una nueva perspectiva del mundo.

10. Una vida sana y con conciencia social

Berlín es una ciudad excelentemente preparada para vegetarianos y veganos. Todos los supermercados fomentan la comida sana, con una sección especial de BIO, e incluso algunos de ellos son específicos para los amantes de lo verde. No tardarás en engancharte a la leche de soja y a las ensaladas tras haber pasado el primer mes comiendo kebabs por dos euros. Aparte de la comida, el reciclaje es otra de las cosas muy afianzadas en los berlineses. Si devuelves las botellas de cristal y plástico te dan dinero de vuelta, lo que ha fomentado que haya gente que viva de ésto, así que si te tomas una cerveza por la calle debes dejarla en el suelo, ya que alguien la recogerá para conseguir los 8 céntimos correspondientes. (Cuidado con acumular en casa cientos de botellas, tras un par de fiestas sin pasar por el supermercado sentirás que tienes el síndrome de Diógeneses).

Con este resumen no queremos asustar a nadie, simplemente mostrar la realidad de las dificultades iniciales que uno puede encontrarse en Berlín. Si eres capaz de superar estos primeros momentos y encontrar un piso y un trabajo interesantes comenzará una experiencia inolvidable en una ciudad que te ofrece todo lo necesario para tener una vida perfecta. Si vives o has vivido en Berlín, ¿qué otros consejos darías a aquellos que quieren venirse?

Share

Conéctate a Berlín