Inicio General Españoles en Alemania: Líderes en emigración

Españoles en Alemania: Líderes en emigración

0 329

Recientemente ha sido publicado un estudio en el que los emigrantes españoles en Alemania hemos salido muy bien valorados. El análisis concluye en que somos un ejemplo de adaptación e integración principalmente porque históricamente somos luchadores.

“Analysen zur Neuen Arbeitsmigration aus Spanien” publicado por Christian Pfeffer-Hoffmann, tiene una extensión de unas 450 páginas y ha sido documentado con datos de la oficina federal de migración de Alemania. Como todos sabemos somos una de las comunidades extranjeras que más ha crecido en los últimos años, no solo en Berlín ya que nos hemos asentado por toda la geografía de país.

Otros datos aportados por el estudio es que sin formación previa del idioma esta adaptación es más complicada y que en ocasiones el número de horas de los cursos de idioma que ofrece la Unión Europea no son ni de lejos suficientes para un aprendizaje válido y eficaz del alemán.

Hablando de Berlín este estudio revela que el 45% de los jóvenes españoles empleados en la capital cobra por encima de 1500 euros brutos mientras que en España esta cifra sólo alcanzaría el 24%, es un dato bastante esperanzador para los que tengan pensado venir a buscar trabajo pero no nos engañemos, este estudio no habla de minijobs, no habla de contratos de prácticas de 40 horas semanales por 600 euros y no habla tampoco de  los tan de moda trabajos de prácticas no remuneradas que gustan cada vez más en las startup de Berlín.

La salida de trabajadores españoles hacia Alemania fue muy importante desde que en 1960 se firmó el convenio entre el Gobierno de Franco y Berlín, el número máximo de españoles que pusieron rumbo a una vida mejor en Alemania se registró en 1965 con 82.324 que es casi el triple de las cifras de las que hablamos a día de hoy.

Hay una gran diferencia entre la emigración española de aquel lejano 1965 y la de hoy día, radica en que hoy venimos mejor cualificados, mientras que por aquel entonces eran seleccionados por el régimen de Franco, provenientes de las zonas más pobres de España y sólo uno de cada cuatro tenía formación laboral.

A pesar de las dificultades de esta primera generación de emigrantes, sus descendientes fueron especialmente exitosos en comparación con las comunidades turcas, griegas e italianas. El secreto tras el éxito fue que a los españoles se nos dio una atención especial por dos bandos, una por parte del régimen franquista, en su deseo de evitar que se generasen focos de oposición a la dictadura en el extranjero y por la otra parte, la del partido socialdemócrata alemán, que precisamente buscaba lo contrario.

Sin duda una interesante manera de ver que tal lo estamos haciendo en el país, aunque al fin y al cabo son sólo números y aproximaciones, cada uno tiene sus propias conclusiones y su propia realidad que se va forjando lentamente cada día. Valor, seguir luchando y aprender a poner la otra mejilla son cosas que no se aprenden en las universidades ni en las academias de alemán, lo demás puede que sí.

Share