Inicio General El hombre que no registró el döner kebab

El hombre que no registró el döner kebab

1 4770
döner

En casi cualquier calle berlinesa nos encontramos restaurantes Döner y variantes de esta comida proveniente de Oriente Próximo y con gran arraigo en la cultura alemana.

Sólo en Alemania, la industria del kebab da trabajo a 60.000 personas,  con un volumen de negocio de unos 2.700 millones de euros y 15.000 establecimientos, más de 1500 sólo en la ciudad de Berlín.

Döner Kebab significa “trozo de carne que da vueltas de forma vertical”. En Turquía o Grecia,  el rollo de carne se colocaba de manera horizontal,  pero fue la comunidad turca que se instaló en la Alemania del Oeste en los años setenta la que colocó me forma vertical el espeto de carne, introduciendo en Europa esta rica comida rápida.

De manera concreta fue el turco Kadir Nurman el que fundó en 1972 su restaurante cerca de la estación de tren del Zoologischer Garten. Se le ocurrió la genial idea de meter la carne del kebab de cordero en un pan de pita junto con lechuga, cebolla y salsa de yogur, ingredientes que hasta ese momento se servían en un plato. El éxito fue rotundo, como podéis observar.

döner

 

La Asociación Alemana de Fabricantes Turcos de Döner reconoció de manera oficial en 2011 a Nurman como auténtico inventor del döner. Aunque su mérito es incalculable, se dice que en 1971, un año antes de que montara su restaurante, otro compatriota suyo llamado Mahmut Aygun montó Hadir, restaurante turco donde se inventó la salsa de yogur.

En cualquier caso, ni Nurman ni Aygun registraron el döner, por lo que ninguno de los dos ha se ha beneficiado económicamente de la popularización, pero la suerte de ambos corrió de diferente forma. Nurman siempre trabajó en su pequeño restaurante y Aygun se convirtió en un rico propietario de hoteles y restaurantes.

Nurman, criticaba que los actuales kebabs no saben bien ni son auténticos y apuntillaba que estaba muy contento de que muchas personas turcas puedan ganarse la vida con el döner. También lamentaba no haber registrado el invento en el notario, porque sería rico.

El kebab que se vende actualmente en las calles berlinesas tiene una ensalada compuesta de lechuga picada, repollo, cebolla pepino y tomates. Las salsas que encontramos son de yogur, Scharf (picante) o Knoblauch (ajo).

A día de hoy, tanto Nurman como Aygun han fallecido. Solo nos queda darles las gracias por tanta alegría que nos ha dado a muchos, sobre todo a altas horas de la noche.

Share

1 Comentario

Dejar un comentario