Inicio General El dopaje en la RDA

El dopaje en la RDA

0 303

Para la RDA el deporte era un punto esencial en su tarea de propaganda. El país comunista debía mostrar al mundo todas sus virtudes, y qué mejor manera de hacerlo, que en el cajón más alto de las competiciones deportivas más importantes del planeta. En pocos años, Alemania Oriental se convirtió en una de las potencias mundiales, e incluso en los Juegos Olímpicos de Moscú logró 126 medallas, algo impensable para una población de unos 16 millones de habitantes. ¿Cómo fueron posibles aquellos éxitos que sorprendieron al mundo entero? Tras la caída del muro obtuvimos la respuesta: Esteroides.

Son muchos los atletas que denunciaron las prácticas que se realizaron en la antigua RDA, ya que ellos pensaban que solo estaban tomando vitaminas, pero ninguna historia tuvo un impacto tan grande como la de Heidi Krieger. Esta lanzadora de peso berlinesa recibió esteroides desde los 16 años sin su consentimiento. En 1986 logró la medalla de oro en los Campeonatos de Europa de Atletismo, curiosamente en el año en el que consumió mayores productos dopantes. Las consecuencias de ingerir tantas hormonas masculinas no se hicieron esperar, y el cuerpo de Heidi comenzó a sufrir cambios antinaturales que cambiarían su vida por completo.

Desde los 18 Heidi comenzó a desarrollar características masculinas, pero no fue hasta 1997 cuando definitivamente decidió hacer un cambio de sexo completo para convertirse en Andreas. Krieger lo dejó muy claro en una entrevista al NY Times: “Estoy encantado de ser un hombre, pero me hubiera gustado descubrir mi sexualidad por mí mismo. En el año 2000, Andreas testificó en el juicio contra los responsables de aquel escándalo de dopaje, donde salió a la luz la cara más oscura de la Alemania comunista. Un pequeño consuelo para una vida arruinada por la cruel ambición de un Gobierno.

Share

Artículos relacionados